domingo, 28 de julio de 2013

El lazo infinito

Y eso que? Hoy si, manana no, de a ratos, de lejos. Se pasean con indiferencia y superioridad. Galantes de libertad, horario y marmaja. Si aquel vive su verdad, va a la moda o tiene trabajo, a quien le importa al final.

Los atrapados, los responsables, los serios, los que viven con la carga a cuestas y se vuelven esclavos. A estos les importa. Al principio cuesta; la hora, el tiempo, el egoísmo, la actitud corecta, la sonrisa, el apego, el sacrificio. Y viven sonantes y atentos al llanto del otro y del pequeño.

A veces del ahogo, a veces del enojo. Pero miles otras de la sonrisa y del asombro se obtiene la palabra o el silencio. Pero es mas la responsabilidad con su mundo que trae el apego y la entrega.

No se abandona, no se trastoca y se vuelve una union sagrada e inamovible. El lazo infinito. El estar ahi siempre.

viernes, 12 de julio de 2013

A mis 17


Mis horas felices son tu recuerdo de existir. 
Las lágrimas corren, el sudor se prueba. 
Tus ojos son mis alas y tu cuerpo, mi mar. 


                                                                              Tijuana, B.C. 1997.


martes, 9 de julio de 2013

The Invention of Fun

16 de Agosto de 2012
I was wondering the other day while listening to my son laugh, what is to children that everything is fun for them? What makes them laugh so hard, so long and with such sincerity? Well, I got into the search for answers in my favorite site Baby Center. I came across this short article that tells that the sillier things are the ones that make your 3 year old laugh his heart out.

I recall one occasion I was practicing my Ashtanga Yoga moves, which I have began to master quite some, and during my 
downward facing dog, my son crawls to my face and stared like wanting to say something... I played along, I looked at him more serious than usual, and waited for him to talk... no words came out from him, he just stared at my eye. Trying to hold my balance and getting to a state of concentration so hard not to fall while looking directly into his eyes. I couldn't stand it. I laugh so hard when my son burst into a continuous cackle. He then crossed "the bridge" underneath me a couple of times. I warned him "I'm comming down, I'm closing the bridge, I will catch you!" "Mommy, horse, horse!" he said. We had a great time together that afternoon.

I really don't mind my child comming up to me and interrupt my workout. I have learned that time is one of the most valuable assets one can have, and that one has to appreciate and embrace with candor and joy. Because life happens in an instant, one momment in space, one circumstance, one event that will not repeat itself ever. One needs to get a hold of it and LIVE IT! Yoga will always be there later.

The laughter of your son resulting from a stare, or  a transformation of you into a horse in an instant will make your day, I promise. And children need so little to have fun. Everything for them at the tender age of 3 is exploration, and all the new things they see have the potential to teach them important leassons. From a small ladybug in the rose garden, to the biggest Iguana you have seen in your entire life (I live in Puerto Vallarta, and believe me, here are HUGE Iguanas), gives them perspective on things. Our job as parents is to make it fun while teaching them to appreciate and care for their suroundings.

My idea of fun is to do cross training, yoga, swim a couple of miles, run on the beach, watch sci-fi shows, write in my journal everytime inspirations comes knocking on my door, and cook vegan or vegetarian meals whenever I have the time. Of course, as one gets older, you tend to complicate things a lot more and perhaps the silly things are small and insignificant. I have keept in mind that youth is withing us most of the time and our children appreciate us more and get to know us better when we listen to our inner child, when we are silly and pretend everything is insignificant.

I use to be so complicated. I use to belive that I needed to have all the answers to all the "important" questions in life concerning personal relationships, the existence of love and the importance of ones character. I grew up to be sooooo serious, so uptight, so "conservative" so other adults respected me, listened to me. I got too serious and it only made me ill. Now all is bliss. When you realize that nothing really matters, "love is all we need" as the song says, you center yourself and just let things go. The fear disolves and the only thing that you get at the end is peace of mind, peace in your heart. After that, I have made my goal to remember I was once a child too.

Ya'll say with me: D E P R E S S I O N!

28 de Julio de 2012
What the hell is this sh**!
Why nobody tells you the truth about depression? Why does everyone gets so excited about the new baby and all the sh** load of diapers that you would need to change, all the vomited clothes, the sore bleeding nipples, the pain, the regret?

Well, my post partum depression lasted me about 2 and a half years. It was all down hill from the excitement untill the past came alive whenever the child splurged into a screeching yell of "happiness". I could not stand my life!!


I wanted to get out of there and hide under the biggest bottle of beer or joint I could find. To have a thousand red Marlboro packs at my dispossal and delight. But of course, to comply with my fantasies was to ride the suicidal wave of self absortion and pitty. I was tought differently. My parents always told me to stand up, be responsible for my decisions. But they mentioned lightly the hardship of becoming a parent in a money slaving society. After the desperation, the hating of myself portrayed onto my husband and son, even the dog got in my nerves, a blade had become the most trusted companion.

Anything sharp enough would do the trick. Every time I needed confort, every time I needed to let go of my self, I put the knife onto the flesh and press hard till some blood came out. It was August 20, 2011 when my husband cought me after a huge fight we had, making "dots" on the flesh of my left wrist. I was in the pit.

Depression is a horrible estate of being. Your mind will play tricks on you without you or the nearest to you even noticing. It is a slow tearing disease that needs to be attended and not taken for granted. It could be easily disguised or mistaken for different symptoms other than depression.

If I am writting this today is because I got help. My support system (thank God) was remarkable. The dearest most compassionate and patient husband I could ever wish for stayed to see my recovery. My beautiful son has increasingly become happier since I got better. Of course, my two doctors of whom I am very greatful for their care and knowledge of this type of situations, helped me too. But the person I am most proud of is myself, because I did not become one more suicidal statistic, because I remembered my parents wisdom and I remembered that I am the only one capable of change.

Today I live a happy motherhood. I have understood that the only purpose in life is to be happy. Yoga and a better healthier lifestyle has contributed to my change. My friends and co-workers to whom I am greatful for are the best.

I cannot express enough the joy I am experiencing. It did not happen magicaly over night, therapy and a true will to see life with a different perspective, does help a lot!

So as of today, almost four years after my son was born I still sometimes struggle, and my battles with myself wanting to be perfect at everything do not affect me as much as they use to. I have learn that perfection is a process, not a goal. I have never felt more close to my loved ones, I have learn to be more tolerant and accept those things I cannot change.

Life is worth living once again.

20 años después

3 de Mayo 2009
Aun te guardo un lugar en mi cama. Donde soliamos retosar, compartir, extrañar, planear, sudar. Acostada boca abajo mi pelvis se inclina sobre la tuya imaginaria. No he podido dormir bien en dias. Tu lugar aqui sigue, ocupado por la colcha hecha bolas que te asemeja a momentos cuando mi pierna derecha la rodea pensando en ti. Escucho el ventilador en el techo, un leve susurro que sopla algo de viento sobre mi espalda. Apenas me refresca. Hace calor pero no puedo prender el aire acondicionado porque chorrea agua... me molesta y me moja la cabeza.

A momentos escucho pasar al vigilante de la cuadra que da vueltas en su bicicleta por las noches. Ya es usual que lo escuche a estas horas. Sigo sin poder dormir, clavo la cara contra el colchon, bostezo forsozo, pestañeo obligatorio. Me obligo a decirme una y otra vez "dormir, dormir, dormir, dormir, dor......" a veces me puedo quedar dormida, la verdad es que ni cuenta me doy.

Aqui sigue tu espacio vacio en la cama. Acostada boca abajo meto mis manos bajo mis muslos y hago una especie de cama con mis brazos, asi no me duelen los pechos y me acomodo para tratar de dormir. Pienso en ti, pienso en que estaras haciendo, como viviras, que soñaras... ¿estas pensando en mi? Pienso en nuestro hijo ¿estara pensando en mi? El vecino esta regando su pasto... suele hacer esto. Me resulta sospechoso que lo haga a la 1:00 am. Pasa un auto con personas parrandeando. Toda la semana se la han pasado de fiesta en la colonia. Me molestan, me distraen, los envidio a veces.

Tu lugar sigue vacio y doy cuenta de que he puesro almohadas para cuando llegues estes comodo y duermas tranquilo. Deseo tu llegada repentina, deseo tu olor del dia pasado, del dia vivido. Deseo tu toque de adolescente descarado, recuerdas? Recuerdas lo descarado, lo impudico, lo inevitable de la adolescencia? Extraño tu caracteristica desfachatez. Tu mano que me hacia temblar de la emocion, del miedo que te tenian mis muslos, mis pies, mis brazos, mi cuello.

Sigues sin llegar. Trato de no voltear a ver el espejo que esta paralelo a la cama. Si ese espejo pudiera hablar... diria que me estoy haciendo vieja a cada minuto de la espera, que mis arrugas en la cara se hacen mas evidentes al pasar de los años, que mi corazon ya no es tan suave como cuando era yo lozana y feliz. Al contrario de ti, que siempre has perdurado joven, al menos asi es como te recuerdo. Todavia joven, todavia atractivo en tus 30's. Que habras hecho despues de aquel viaje? Con quien te has topado desde entonces? Que has conocido desde aquella noche? Enigmas, puras preguntas sin responder. Solo la imaginacion, solo Dios sabe.

Entonces. Aqui sola, acostada boca abajo, con el ventilador en el techo susurrandome la soledad, dejo ir la esperanza de verte llegar. Abro la ventana y no tengo mas remedio que dejar entrar la luz de la calle para poder cerrar los ojos y hacer lo posible por dejar de pensar en... No te escucho, no te huelo, ni saboreo, ni reconozco. Han pasado 20 años amor mio... de olvidos, de insomnios, de vejez, de andar por la vida en automatico, de aburrirme, de hundirme, de no verte mas aqui.

Entonces...

"dormir, dormir, dormir, dormir, dormir, dormir..."

Irene

22 de Mayo de 2009
Hola. Me llamo Irene y soy madre soltera.

-Hola Irene-, corean todos los presentes sentados en media luna a los costados de la sicologa de turno.

Irene con sus jeans deslavados pensando angustiosamente mas o menos cada 5 minutos en su hijo que lo habia dejado con la vecina del 45A. Se sienta insegura mientras ve de reojo que su compañero de la izquierda es un hombre mas o menos de su edad. Se veia igual de desgarvado, igual de desvelado, igual de iracundo y sin brillo en su expresión. Se veia infeliz, se veia triste y desolado.

Penso para si misma -esto es un grupo de apoyo para padres y madres solteras, por que estamos todos tan tristes?-.

Qué responder a una pregunta como esta. Como conseguir hilar algun pensamiento coherente si los desvelos estan a la orden de lo que los hijos quieren, desean y se les da por naturaleza. Pobre Irene, nadie le dijo que todo esto pasaria, y sin embargo, se siente eterno porque ademas, durante el dia tiene que irse a trabajar a la oficina en el 5o piso del edificio Babilonia en Reforma y Loreto a 1 hora y media de su casa.

Irene despues de recordar su circunstancia podia tener alguna nocion de responder a su pregunta. Y de pronto la sicologa -Quien desea compartir su historia el dia de hoy?-.

Cielos, otra mas de lo mismo, otra que se parece tanto a todas las demas. Las mismas historias, las mismas emociones, el deshacerse en llanto de la desesperacion por no dormir a su hija de 2 meses. Pobre mujer, penso Irene. Pobre de verdad.

Sinceramente no prestaba mucha atencion a lo que las demas personas en el grupo contaban. Seguia pensando en su hijo con la vecina del 45A.... tan pequeñito, tan indefenso, tan solito.... al momento que interrumpe su mente en cuestionamientos -Y yo que? Donde quepo yo en todo esto?-, penso para si.

-Me gustaria que reflexionaran en la siguiente idea-, dice la sicologa.
-" Yo me llamo (equis). Yo soy producto de mis decisiones y las circunstancias que me creo por y para mi mismo. Yo estoy aqui porque decidi estarlo."

-Pero que esta diciendo esta mujer?? Como se atreve? Yo no me quise embarazar, yo no quise ser mama, yo no quise nada de todo esto. Yo no pedi encargarme de una criatura-.

Irene se quedo callada en sus pensamientos y se remonto a la mañana hacia poco mas de un año cuando conocio a Jorge, aquel chico a quien le brillaron los ojos mientras cruzaban miradas en la conferencia de prensa del candidato de su partido favorito.

Jorge Ugalde, el arranca suspiros... asi le decian en la oficina Babilonia de Irene. Un prometedor camarografo de la televisora nacional, lleno de esperanzas, de planes, de aventuras por vivir, de sitios que ver y sucesos que captar con su camara. El creia eternizarse cuando tomara video de lo mas asombroso jamas visto por el hombre, sin saber donde, ni cuando, ni como lo haria, pero el estaria ahi.

Esos ojos, esa sonrisa, esa expresion. Todo lo que Irene podria pedir de un hombre con quien estar, con quien vivir, con quien compartir.

Pero no. Todo fue demasiado perfecto desde el principio. Todo fue ideal, todo fue fabuloso. Un cuento de hadas, un suspiro que duro 6 meses hasta que la realidad les cayo como balde de agua helada.

-No me puedo quedar, Irene. Lo siento, pero no puedo. Eso que dices querer tener, no me pertenece y no puedo hacerme responsable. Nada mas no puedo. Soy muy joven para ser atado-.

-Cobarde, malnacido, irresponsable, poco hombre.... bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla...!-

Si, la sicologa tenia razon: "estoy aqui porque asi lo quise". Fue toda una revelacion para Irene. Fue lo peor que le pudo pasar, pero a la vez la hizo mujer, algo en su interior la hizo sentir aliviada. Un enorme peso se le habia caido de encima. No sufria mas, no se sentia perdida como cuando cruzo el umbral de la puerta de la sala donde se encontra sentada en media luna hacia poco menos de 1 hora.

Se sintio como si un huracan saliera de su estomago y fuera creciendo en magnitud y altura, en densidad y fuerza. Recordo a su hermoso hijo Rodrigo con la vecina del 45A. Quiso correr y llorar. Quiso gritar y llorar. Quiso sonreir y llorar. Porque aunque tuviera en sus manos su destino, la incertidumbre siempre presente la haria temblar.

Pero el tiempo lo cura todo. El amor que se dio cuenta tener por su bebe sobrepasaba todo mal, toda barrera, todo coraje, toda preocupacion. Ahora Rodrigo era su destino. Ahora corre apresurada. Corre gustoza a retomar su camino.

Un mundo feroz

9 de Mayo de 2008
Tono de marcado.
Voz nerviosa, manos temblorosas y sudadas... ¿Dónde puse el número? ¿Dónde, dónde? Ajá!
Marcación de números... tono...
-Laboratorios Romero, ¿en qué le puedo servir?
-Buenos días señorita. Hablo para el resultado del examen de embarazo.
-Claro que si. ¿A qué nombre?
-Rebeca Costa
Mientras busca los resultados, Rebeca no sabe qué pensar, está feliz y espectante al mismo tiempo. Al otro lado de la bocina, una persona muy despreocupada rie y juega con otra enfermera. Rebeca se molesta y pide algo de empatía y respeto por su presente situación. Mientras pensaba en lo ruda que era la enfermera... -Es positivo. Así nada más, y muy descaradamente.

Silencio. Nada más horrendo que el silencio cayendo por un precipicio, donde ni tus gritos los puedas escuchar.

-Gracias, contesta Rebeca con apenas un suspirito de aliento.
-Que le vaya bien!

Que le vaya bien? QUE LE VAYA BIEN?? Si tan sólo alguien le hubiera dicho a Rebeca el papelón que se le venía encima.

De pronto todo cambió. Nada fue lo mismo. El mundo se reacomodó mientras Rebeca colgaba el teléfono en cámara lenta. Su cara atónita, inexpresiva, totalmente fuera de toda razón le confirmaba que ahora no había marcha atrás, que este momento había sido la cúspide de sus logros, de sus metas, de sus aciertos y desatinos. ¿Aquí se acaba mi camino de mujer independiente y libre? Completamente sola consigo misma tal y como llegó al mundo, daría vida a otro ser igual a ella. No tenía idea de dónde empezar.

-Bien, pues tengo que dejar de fumar. Adiós para siempre a mi único vicio favorito!
-Es hora de decirle a mamá y a papá. Nada por aquí, nada por allá... Avísanos cuando nazca. A decirle a la hermana y a los hermanos... no me interesa, gracias. Que padre por ti. Felicidades.
-Tal vez de los amigos se obtenga más alentadora respuesta... WOW Felicidades.... felicidades... felicidades... y nada más.
-Chance y la familia del novio tenga algo que decir... excelente recibimiento. Se encontró la familia adoptiva que se necesitaba.
Y el novio? Contentísimo, más que feliz de ser padre.

-Cómo añoro una cerveza de barril oscura. Mmmhhh!! Deliciosa que caería en este calorcito que ya empieza a calar.
-Mmmhh!! Qué rico serían unas galletas con jamón y coca-cola con mucho, mucho hielo.
Y así Rebeca tendría mucho de dónde antojarse mientras no fuera leche que la hacía inflarse como un globo, quesos y yoghurts que sólo le armaban la revolución en el estómago, o picantes e irritantes que le recordaban que ahora ya tenía gastritis.

A los 3 meses empezaron los problemas. Lágrimas aquí, lágrimas allá. Puro sentir, puro llorar. Nadie parece entenderla. Todos creen que Rebeca se ha convertido en algún tipo de montruo enorme, con tentáculos de pulpo que atrapan y destrozan todo lo que agarran. No entienden que su comportamiento es incontrolable, inevitable porque no lo provoca ella, sino lo que está en la química del cuerpo. Siempre ha sido buena... ahora la gente la reconoce como insolente y perjudicial. No es digna de confianza por su volubilidad, ya no es digna de paciencia, no es digna de consuelo, no es digna de compañía.

-No puedo fumar, no puedo tomar, no puedo drogarme para escapar. Quiero sentir nada, sólo quiero desaparecer. Me aviento del balcón de mi oficina en el segundo piso? Ay no, que papelote y toda la gente me va a ver. Me corto las venas? Ay no, me da asquito la sangre. Me pongo a huelga de hambre? Ay no, tengo demasiada hambre siempre. Qué hago? Oh, qué es eso ahí? Un gancho de fierro, bien. Tal vez eso me pueda ayudar.

Pero no ayuda. Sólo marca la piel y el proceso es poco confortante. No funciona.
-No tengo tanta imaginación y no se me ocurre nada más, así que mejor lloro hasta el cansancio.
Y así, Rebeca llora todos los días. Carente de amigos y carente de compañía para desfogar sus emociones llora inmersa en frustración.
-Tengo ganas de pegarle a alguien, pero cada vez es menos la movilidad que el bebe me permite. Y ella cada vez menos va a poder moverse para cualquier cosa. Entonces, continúa llorando protegida por ella misma y su rudeza, su amor propio y la poca confianza en sí misma.

Ahora se habla muy políticamente con todos. Se ha prohibido ser ella misma y expresar sus verdaderas emociones por temor a provocar más rechazo, más alejamiento por parte de quienes la rodean. Se ha baneado ella misma por agradar a quienes supuestamente la deben amar por como es.

Qué ha sido de

Noviembre 2006
Recuerdo haber tenido 20 años y saber exactamente lo que deseaba para mi vida: independencia, autosuficiencia, autocontrol, dominio sobre mis sentimientos y emociones. Hoy me encuentro pasiva y me se inconclusa al no poder realizar mis metas en los últimos seis años.

¿Qué ha sido de aquello que tanto anhelaba tener para mi?

Ciscunstancias externas por las que me he dejado llevar me han traido al punto incorregible de la desesperación y el estres. Me reconozco pobre de capacidades, de conocimientos. El sentimiento es asfixiante, me ahoga encontrarme entre la espada y la pared, entre las decisiones de dos hombres que forman parte de mi vida diaria, de mis perros que no paran de ser animales, de mi misma que no termino por sentirme aplastada contra el suelo por las situaciones. ¿Me estaré dando por vencida lentamente?

Por ahora, la terrible ansiedad que me provoca este malestar la debo sortear. Y no será sino hasa la proxima vez que me de el tiempo de pensarme a mi misma, que podré ver el resultado de mis acciones.... mientras tanto, luchar es lo que cuenta.

100% Erótico

Agosto de 2006
"Arrimarme así contigo en las noches, tocarte y sentirte pegado a mi es de lo más delicioso del mundo", le dice mientras la abraza por atrás.

Consciente de su cuerpo, de su forma y sus curvas, la vuelven loca sus manos, su miembro fuerte y amenazador entre sus nalgas. El olor de su cuerpo en las mañanas, esa mezcla entre desodorante y loción de afeitar; los roces matutinos cuando suena la alarma, sus labios suaves y carnosos, su naturaleza humana... son situaciones que ella jamás podrá cambiar por otras en toda la eternidad. Ella lo reconoce, lo siente desde adentro.

Vibra, se emociona, se moja y atiende las necesidades naturales mientras no puede sacarse de la mente tenerlo en ella. Le suma un punto al amor de forma instantánea y como cuando se prende un cerillo, enciende su parte privada, después su vientre, su estómago, y luego su pecho y garganta con sólo pensar en el acto de amar. Una sonrisa entonces, ilumina su rostro.


Sabe que sus manos son únicas. A veces le sorprende sentir como si tuvieran vida propia: saben a dónde ir, saben cómo llegar, saben qué hacer. El tacto es importante cuando se llega a sufrir de emoción con ese suspiro que acaricia la piel. Se antoja un arrebato de sensaciones, se antoja volverse impredecible.

Un día de honestidad

4 de Mayo de 2006
Se ve la televisión a altas horas de la noche.
Dos personas disfrutan de una película de acción.
Una de ellas baja las escaleras porque nota que la tardanza del otro puede prolongarse.
¿Comerás aquí abajo?
Si.
¿Necesitas ayuda?
No. Gracias. Todo bien por aca.
Ok. Te espero arriba.
Este suceso me hizo pensar en el valor de la honestidad. Las relaciones entre hombres y mujeres –en casi todas las etapas de la vida-, las encontramos complicadas y muchos dicen, difíciles. Los mayores hacen hincapié en el aumento del nivel de compromiso que se debe adquirir como una actitud conforme crecemos.

Debemos recordar primero que hombres y mujeres somos muy diferentes. Cada uno con su mundo, cada uno con su propia forma de ver la vida, las situaciones, los modos de ser, las expresiones, en fin. Nadie dijo que equidad fuese lo mismo que igualdad.

Recordando el popular dicho “cuando un hombre dice no, es no. Cuando una mujer dice no, a veces es sí”, me pareció sencilla la manera tranquila y llevadera de una relación que se puede dar entre un hombre y una mujer de estos tiempos. Hombres, pongan atención a sus mujeres y deténganse un momento a observarlas, o ¿es tan difícil comprender que no nos comprenden?
No es difícil intentar ceder un poco y conceder un poco. Si ya de por sí la vida de uno mismo se puede vislumbrar complicada, ¿por qué no tolerar y aceptar? ¿Es en verdad imposible detenerse un poco y pensarlo dos veces antes de convertirse en un demonio? Mujeres, evitémonos problemas y demos espacio al hombre que casi siempre expresa exactamente lo que quiere y no quiere. No hay que leer entre líneas, es el primer error.

La exasperación por la cotidianidad y la rutina puede provocar estas reacciones. Pero de igual manera mucho tiene que ver nuestro propio carácter, nuestra educación, nuestra esencia como personas.

Cree siempre que el enamoramiento es la mejor etapa del inicio de un noviazgo. Esto casi nadie lo puede negar en cualquier parte del mundo. Y si no me crees, vuelve al pasado de la historia, lee los cuentos, las novelas; mira a Hollywood, ve a tu hermana o hermano enamorarse; a tus primos, a tus mejores amigas y amigos. El equilibrio en el carácter es de suma importancia. Y aquí es donde digo ¿por qué razón no podremos llevar la fiesta en paz?


Lo mejor es conocerse a uno mismo. Y esa etapa se llega a dar. Yo estoy en ella y estoy segura que es por naturaleza humana. A todos nos sucede. El preciso momento en que uno está en plenitud mental y emocional para decir “de esto se trata”. Esto a fin de cuentas, resulta en una dicha impresionante.

En Secreto

6 de Marzo de 2006
Encuentros y desencuentros nocturnos; tantos esfuerzos en vano para que en cualquier segundo se vivan inmersos en dudas. ¿Te cuento un secreto? Guardo en mi cajón una botella mágica que no me he atrevido a abrir por segunda vez. En ella está contenido tu aliento, tu olor interno que para mí es veneno y placer al mismo tiempo.

Un abrazo fuerte que se desea eterno, seguro, cálido y maduro; “no me asfixies, no me estrujes, no me tortures, no me sueltes”. ¿Te cuento un secreto? Llevo dentro de mí un capullo de tu olor que crece sin detenerse a cuestionar su existencia. No me atrevo a abrir de nuevo la botella por miedo a que te puedas escapar.


Saben de su juventud anticipada en madurez; coincidencias en vida, en profesión, en conciencia de ser, pero incapaces de escalar al unísono. ¿Te cuento un secreto? Saberte, reconocerte, amarte... me duele el alma, me duele el cuerpo, me dueles tú.

Decisión

20 de Febrero de 2005
Energía y felicidad inmensas se apoderan del cuerpo recién salido rodeado de burbuja. Empujado hacia la vida real con las armas apenas pulidas, apenas probadas en acción, cautiva corazones y sonrisas que le dan entrada a lugares oscuros, a lugares de deseo, codicia y satisfacción. Probar, conocer, admirar, decir "sí", decir "no", subir, bajar, correr, estancarse... se vuelve cotidiano, se vuelve monótono.

Hartazgo del mundo que rodea la burbuja casi a punto de romperse. El proceso de cambio de un hábitat a otro es doloroso, inevitable, casi al punto de la histeria. Una vez afuera, una vez rota la pared trasparente se vislumbra la realidad: lo asqueroso y decepcionante del entorno. Todo carece de sentido prometedor. Todo tiene un matiz oscuro y pesado... la sensación se parece a respirar petróleo.

Invidente


9 de Noviembre de 2005
-Disculpe usted, aquí es tesorería?
-A dónde quiere ir específicamente, Señor?
-Necesito encontrar a una señorita, Ana, en tesorería para el estatus de unas placas.

Saliendo del banco, me dirigía a mi lugar de trabajo en Palacio Federal. En el centro a esa hora había mucho tráfico y personas por todos lados.

Me encontré con un personaje muy curioso que pedía mi ayuda para saber la localización de una oficina de gobierno.

-Necesita ayuda? Tome de mi brazo. Si gusta usted, le llevo.
-Qué amable es usted Señorita.

Caminamos hacia una oficina del lado de Washington. Preguntamos a un guardia si se encontraba Ana en ese edificio. No tuvimos mucha suerte porque ahí hay como 10 personas que se llaman así.

Tuvimos que concentrarnos en buscar del otro lado. Por 5 de mayo hay una entrada a la misma oficina pero donde no se hacen los mismos trámites.

-Cómo se llama usted?
-Sara Martínez, a sus órdenes. Y usted?
-Yo me llamo **** Shombor.

Shombor es un invidente desde hace 13 años. Ex comandante de policía de tránsito. Su postura erguida, cabello blanco canoso hacían imponente -a pesar de tod- su presencia. Su rompevientos azul hacía más feroz su "mirada" y resaltaban el color de sus ojos. Sus botas negras bien pulidas lo hacían ver como todo un caballero del Monterrey de antes.

-De dónde es su apellido?
-Mi padre era Alemán.
-Qué interesante señor Shombor.
-Es usted muy amable en acompañarme. Espero no interrumpirla de sus quehaceres. Usted también viene a hacer trámites?
-No, yo trabajo en un edificio por aquí cerca.

Por fin encontramos la oficina adecuada. Preguntó por los datos de un auto que iba a adquirir pronto. "Qué curioso", pensé yo. Un invidente que va a comprar una camioneta y viene a asegurarse el estado jurídico en el que se encuentra el automóvil.

-Qué guapa es usted, Sarita. Me da su teléfono?
-Cuando guste nos tomamos un café. Aquí lo tiene.

Apunté mi teléfono de la oficina donde trabajo en un papel que guardó cuidadosamente en su bolsa de la chamarra.

Le dejé en la esquina de Washington y Escobedo. Estaba por retomar mi camino, cuando una persona llamó mi atención preguntando si lo dejaría ahí.

Reí como una tonta. Lo acompañe todo ese tiempo y no le ayudaría a cruzar la calle. "Ay Sara".

Regresé y reí junto con Shombor sobre la situación.

-Por qué no me recordó Señor Shombor??

Juntos soltamos la carcajada. Se nos había olvidado su ceguera.
Cruzamos la calle. Me despedí amablemente con un apretón de manos firme. El besó el anverso de mi mano dándome las gracias.

Me alejé con la esperanza de que estaría bien. Ojalá algún día nos volvamos a escuchar.

Dos Semanas

5 de Septiembre de 2005
En momentos apasionada por tenerte, desvelos incontrolados e
impulsivos. Explosiones de ardor y comenzón en un cuerpo que extraña a
otro cuerpo. Así se pasaron dos semanas, anhelando la caricia, la
cercania, el candor de un amor joven que no sabe con certeza su
futuro y sin embargo, se sueña con tener algun esperanzador final.
El regreso de un amante sin mesura, deseos de compañía, de abrazo
oportuno, de besos inoportunos. Creyendo en la luna infinita,
queriendo, deseando, amándose a sí misma pensando en el momento del
volver.

Dos semanas, amor mío. Dos semanas sin la ayuda de las ideas, de la
cordura, del sueño tranquilo y sereno. Dos semanas de locura, de
extrañeza, de pereza. Dos semanas de celos incontrolados, de caminos
rebuscados en los que sólo se piensa en posesión de ese ser amado.
Y al volver, al retornar sano y salvo, puro y deseoso de ese olor a
alcoba personal, la pasión se enciende con retazos de tormena y
mientras, la naturaleza, daba un SI como respuesta a las preguntas.

En la penumbra se redescubren amantes, se saben y reconocen amados, se
reafirma lo innombrable, lo inasible, lo etéreo. Entre lágrimas se
sostienen uno al otro, lágrimas de insoportable dolor en el pecho.

La incertidumbre no muere, empero, llenos de deseo, de compromiso y
esperanza, se siente el querer en el ambiente. Se respira a
cotidianidad, a costumbre, a deseos de morir en el intento para que
algo bueno resulte de esto.

Oda al amor


18 de Julio de 2005
1:10 am

Te observé dormir. Perdóname si provoca sensación de malestar. No podía evitarlo. Recargada en tu hombro tocaba tu cuello, acariciaba tu torso descubierto. Sentí llorar.

No sé qué veía, no sé por qué lloraba. Sólo te observaba en la penumbra sin pensar mucho. Creo que era pura admiración.

1.40 am

De la admiración pasé a la fascinación. Fue tanta la euforia que me sofoqué, no podía respirar. Tuve que ponerme boca arriba porque sentía que el aire no entraba en mí. Me ahogaba el éxtasis, la nostalgia, la inquietud de lo increibleiblemente feliz que me hace tocarte y saber que respiras, que vives aquí.

Lloraba en silencio para asegurarme de no despertarte. Siento gratitud inmensa por tenerte en mis noches, en mi vida, en mi espacio el tiempo necesario aunque no siempre suficiente.

2.10 am

Para este momento lo único que podía pensar era en la seguridad, en la tranquilidad que vivo cuando estás presente. Una estabilidad buscada durante años, aunque no supe qué forma tendría.

Y ahora que veo la forma, ahora que observo atónita y abrumada, (en momentos opacada tal vez) la vida que ha estado entre mis brazos estos últimos tiempos, no puedo hacer otra cosa sino llorar agradecida de pura felicidad, de pura fascinación porque estas en este mundo.

Agradezco que hayas nacido y el "destino" nos haya encontrado desprevenidos. Eres tan hermoso de corazón que no podría querer ni pedir algo más. Soy afortunada y por ello ofrezco mi vida por tu humanidad.

Y no temo perderte, porque estoy segura como sea que vivas, donde sea que habites, a quien sea que ames, estarás en mi corazón y pensamientos hasta el último de mis días.

Mujer de pasado y presente

8 de Junio de 2005. 
Son las 5 de la mañana. Mi marido está por salir del cuarto para desayunar. Me pide que le prepare su café y su pan de todos los días. Pienso para mí misma que no tengo ganas de pararme. Quisiera quedarme en cama a dormir todo el día. Me siento mal. No tengo ánimos y hace demasiado calor.

Él se adelanta a la cocina. Yo me paro y me observo en el espejo. Estoy gorda y flácida de tanto embarazarme. Pero qué le voy a hacer, tuve los hijos que dios me mandó. Tengo apenas 30 años y mi cuerpo parece de 50. Ya se me está arrugando la cara. Creo que tengo que apretar más la faja el día de hoy. Si no desayuno tal vez lo logre.

Ninguna palabra cándida durante el desayuno. Ni siquiera las gracias me dio por haberle dado su café y pan. Dice que regresará ya entrada la tarde, casi a la hora de la cena. ¿Por qué me casé? ¿Quién dijo que era una buena costumbre casarse "bien"? ¿Por qué no han inventado algo para que no tengamos tantos hijos? ¿Por qué alguien no nos ayuda cuando el marido es infiel y se va con sus amigos a buscar diversión?

Cuando llega tomado y quiere tomarme a la fuerza, no soporto su olor a alcohol, me enferma sentir que lo tengo sobre mí y que me "pisa" como los gallos a las gallinas. Y para colmo, me embarazo de nuevo.

Quisiera poder vivir en un lugar en el que no tenga que resignarme. Estoy cansada de hablar de tonterias con las vecinas, de recetas de cocina, de secretos para el hogar, de cómo hilar, de cómo lograr un punto de cruz perfecto o tejer una colcha con los ganchos más finos.

Me desespera tener que atender a 8 hijos. Los amo con todo mi corazón y su padre siempre les ha tratado de dar lo mejor de sí y en la medida que su educación le permite. Pero yo no estoy satisfecha. No quiero resignarme, me rehuso a vivir abnegada.

No bailo porque a mi marido jamás se le ocurre salir y llevarme; !y a mi tanto que me gustaba de joven! Mi madre me dice que así son los hombres. Que siempre que una se casa se tiene que amoldar y aguantar a la pareja, si no, una se queda solterona y sola y ya nadie la quiere.

Quisiera no aguantarme mis gustos. A veces quisiera poder ir a la plaza y comprarme un lazo nuevo, unos zapatos de moda, una falda atrevida. Quisiera poder leer más y de temas que me gusten. Yo tengo tanta imaginación, me gusta mucho enterarme de cosas que pasan en otros lugares. Mi marido se ríe cuando le cuento una historia inventada a mis hijos a la hora de dormir, dice que hablo demasiado y digo poco. Dice que "leer no trae nada bueno."

Ojalá no me fuera infiel. Sé que tiene por ahí una mujer. Le he visto labial en sus camisas y perfume que no es mío. Yo no uso colonia tan fuerte. Todos lo saben y nadie dice algo, nadie me apoya y eso me enoja. Mi mamá y mi suegra dicen que es normal, que todos los hombres son así, que no hay nada que pueda remediarlo.

No quiero esta vida. Me imagino sola viviendo en la ciudad. Vistiéndome bonita todos los días para mí misma, estudiando y preparandome para mi propio desarrollo personal, espiritual, mental y emocional. Quisiera poder usar zapatos altos, faldas cortas, salir un fin de semana al mes con mis amigas mujeres iguales a mi, seguras de sí mismas. Quisiera ser soltera y sin hijos.

Ojalá las mujeres del futuro puedan hacerlo. Me gustaría ver una mujer que represente ese sueño de libertad, en el que no tiene que subyugarse al hombre, en el que defiende su derecho a ejercer su sexualidad como se le pega su gana, no aguantar "gallos" y desconsiderados hombres.

Quiero vivirlo todo, quiero soñar irme de casa, vivir sola, estar con quien yo quiera estar. Me gustaría ver una mujer que no dependa de un hombre para ser feliz, para sentirse completa, para sentirse viva y capaz de lograr sus sueños y alcanzar sus metas.

Me gustaría caminar por el centro arreglada y sentir los piropos de otros. Me gustaría tener la sensación de ser inalcanzable, intocable, deseable y valiosísima. Me pervierte la idea de ser la mujer que todos quisieran tener, la mejor compañera, la más preparada, la más comprensiva, la mejor amiga y la excelente aliada. Quisiera poder vivirme. Quisiera poder ser esa mujer.

Quisiera tomar los riesgos de vivir en plenitud. Conocer todo, dejarme a la aventura de mi propia feminidad. Sueño con independencia, autosuficiencia, autoconomicimiento, auto control, dominio propio de mis emociones, seguridad emocional, salud, riqueza espiritual, ser única y brillante por mí y para mí misma.

Me rehuso a someterme ante cualquiera que siquiera piense en aplastarme. NO ME VOY A DEJAR. NADA ME VA A DETENER DE SER YO MISMA Y VIVIR EN FUNCION DE MIS INTERESES.

Oh cielos, me he quedado dormida otra vez. Seguramente estará esperandome en la cocina. Es tan inútil que ni prepararse café puede...

Tengo que pararme a hacer el desayuno.

Pecado Carnal Femenino

20 de Mayo de 2005. 
Las mujeres desde siempre han sido explotadas y devaluadas por hombres más poderosos y fuertes. Hoy en día se pelea más por los derechos y libertades de la mujer. Hoy en día tenemos la fortuna de escoger si queremos quedarnos en casa o salir al mundo laboral.

La mujer que sale a ganarse el pan debe enfrentar enormes obstáculos. Yo le digo a mis amigos y parejas que me costará diez veces más que a ellos llegar a donde quiero. (Y eso si tengo "suerte")

La situación no es del todo equitativa y menos en América Latina. En Estados Unidos y en la mayoría de los países europeos se da un trato más igualitario, más responsable por la defensa de los derechos de la mujer y su rol social/laboral. Pero todavía no hay mujeres que sean CEO's de empresas importantes. El mundo es de los hombres todavía.

Hace poco me encontré con un blog de una protituta/actriz/estudiante. (www.wakingvixen.com/blog/index.html). Me clavé leyendo sus historias de vida. Resulta que Dacia (así se hace llamar) le fascina el sexo y clama ser una pervertida... y lo que es más increíble, lo disfruta, cobra por ello y lo pregona al mundo sin recato ni vergüenza alguna.

Que quede claro que no la repruebo. Creo que cada quien es libre de hacer lo que se le pegue la gana con su vida. Si ella quiere hacer de su cola un papalote es su asunto. Lo que a mí me impresiona es la posibilidad de hacerlo.

En un plano más personal, siempre he tenido miedo a la sexualidad desvariada (violación, prositución por gusto, stripper, etc). No culpo a quien disfrute de venderse por dinero, no juzgo a las sexo servidoras, al contrario, creo que por un lado son mujeres que no saben hacer otra cosa que eso, o no tienen las ganas de cambiar de vida, o lo disfrutan mucho o ganan buen dinero; las respeto por ser tan valientes. Lo que repruebo es la mentalidad conformista y floja.

Dacia afirma que ser prostituta para ella le ha servido. Clama ser pervertida y que sus clientes han sido tan variados que ha experimentado mil y un cosas, ha vivido mil y un situaciones. Lo que yo me pregunto ¿hasta donde es uno capaz de llegar por sobrevivir? ¿En verdad le gustará tanto estar con tantas personas todas las semanas? ¿Existe algún sentimiento de culpa por haberse acostado por dinero? ¡Es impresionante!

No me cabe en la cabeza que se disfrute a tal grado. Lo mejor de este blog es que ¡¡Dacia escribe fabulosamente!! JAJAJAJA En verdad es un fenómeno en la red. De lo poco interesante y genuino que me he encontrado en el ciber espacio.

Volviendo a la prostitución. ¿Qué hace que una mujer se vuelva prostituta? Creo que puedo identificar varios factores: pobreza, falta de educación, baja autoestima, drogadicción, obligación por sumisión a un hombre, gusto y disfrute propio.

Yo he sido educada en un mundo de hombres y tendré que aprender a sobrevivir. Estoy conciente de ello más que de cualquier otra cosa. Sé que soy privilegiada y tengo la oportunidad de cazar situaciones para mi beneficio personal que me harán crecer y aprovechar al máximo mis capacidades.

Dacia estudió la universidad al igual que yo, somos mujeres de época, liberales, y que tenemos cultura, de criterio amplio y enorme potencial...¿por qué escogería ser prostituta teniendo la posibilidad de una mejor vida?¿No podría solamente cojerse a su novio mil y un veces?

Este mundo es confuso.

Compadezco a las mujeres que no tuvieron la misma oportunidad que yo de crecer en un ambiente favorecedor y tienen que vender su cuerpo para mantenerse un vicio o simplemente llevar comida a la mesa.

¿Debemos optar por un mundo libre y hacer nuestra voluntad sin invadir a los demás, permitir que este tipo de comportamientos sucedan a estas alturas de la historia humana? Creo que existirá la prostitución siempre y cuando no haya mejores oportunidandes para las mujeres y este mundo siga siendo de los hombres (ya nos vemos en la guerra de los sexos dentro de algunos siglos, chicos!)

No pretendo culpar a alguien por la prostitución. Tampoco quiero ponerme conservadora con respecto a Dacia y a la forma de vivir de miles de mujeres en el mundo.

Lo que condeno es la falta de un espacio participativo en sociedad que haga que las mujeres caigan en vicios y males como este. Si les gusta, no hay alguien a quien culpar ni reprochar. Pero si la "necesidad" las apremia, es debido a que algo anda muy mal con este mundo.

MUJER: hay tantas cosas que se pueden hacer. Somos fuertes y podemos aguantar muchísimo. No tenemos que denigrarnos y vender nuestro sexo para comer. No hay límites, sólo la propia mente. Edúcate, crece, alimenta tu espíritu. No importa que seas pobre, pero sé digna de tí, de respeto hacia tí misma y de los demás. Tú te mereces siempre lo mejor. NUNCA LO OLVIDES!